sábado, 22 de junio de 2013

LA DUDA HUMANA

Ese sentimiento tan humano que nos hace pararnos y titubear en nuestras decisiones, no es más que un mecanismo de defensa, de protección ante una situación o decisión a tomar. Esta duda nos lleva a analizar la situación en cuestión. La duda no es un problema, la incertidumbre ante el cambio o la toma de decisiones es común y frecuente, pero que no paralice nuestra vida. Pregúntate, busca información, documéntate y date respuestas...decide y avanza. En el camino, si una decisión no ha sido la correcta o la más acertada, de nuevo, párate, analiza y aprende de estos fallos para no volver a tropezar con las mismas incidencias. Las personas inseguras, suelen estar en permanente duda y suelen depender de otras para la gestión de su propia vida y su propia toma de decisiones... La madurez, la solvencia, el conocimiento y el camino de la vida, genera un paso firme, consciente y seguro. Si no estás en ese punto, el desarrollo personal, con la ayuda profesional adecuada, es la clave para avanzar en tu vida. Constancia, aprendizaje continuo constructivo y equilibrio es la parte que debemos aportar para nuestra mejora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu opinión.