miércoles, 12 de noviembre de 2014

CRECER

Se hace imprescindible parar de vez en cuando para respirar profundamente, llenar los pulmones de aire, reciclar en el organismo el oxígeno que nos alimenta y nos da la vida. Cuando paremos, mira hacia atrás, suavemente, observa y valora el camino recorrido. Vuelve de nuevo la mirada hacia tu futuro, respira de nuevo, profundo...hondo. Si ves que estás con el paso cansado y sin rumbo claro, no lo dudes, párate, descansa. Toma tiempo para reponer fuerzas, alimentarte sano y reanudar la senda en la nueva dirección que estimes. Eso es CRECER.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu opinión.